Proyecto piloto para reubicar familias en sectores de alto riesgo

Colonias vulnerables Tegucigalpa

La amenaza de deslizamientos generado por el emplazamiento de viviendas en zonas de deslizamiento, a orillas de quebradas, en pendientes mayores a 50%, construcciones irregulares y sin normas mínimas de construcción segura, ausencia y/o mal manejo de aguas pluviales y aguas servidas causando filtración y saturación de suelo dio origen a un Proyecto piloto de reubicación de viviendas a zonas seguras impulsado por GOAL, USAID y la Alcaldía Municipal del Distrito Central.

Estas amenazas se pueden ver maximizadas debido al cambio climático si no se implementan medidas de adaptación como ser canalización de aguas o cosecha de aguas lluvias potencia la ocurrencia de deslizamientos. Por otro lado, se ve la necesidad de reforzar la implementación de la preparación ante desastres a través de la operatividad del sistema de alerta temprana (SAT) ante deslizamientos debido a la densidad de población en riesgo que se encuentra en la zona; y como una medida alterna a  las dificultades que enfrentan los procesos de reubicación de familias.

En esta fase experimental entrarán 35 familias del sector de José Ángel Ulloa y alrededores. En caso de éxito, se podría ampliar a 100 hogares, explicó Ana Núñez, coordinadora de proyectos de la organización GOAL.

El proyecto se realiza en el marco de un convenio suscrito en 2013, denominado Haciendo Operativo con Enfoque de Barrios para Reducción de Desastres Urbanos en Tres Colonias de Alto Riesgo. De esta forma, los expertos seleccionaron a la José Ángel Ulloa, Arturo Duarte y Nueva Providencia como los tres sectores de trabajo. Además de la asistencia técnica y entrega gratuita de viviendas, Núñez resaltó la metodología utilizada para emprender el plan de traslado. En primera instancia se partió de un censo y estudios de vulnerabilidad, que arrojaron una población de 16,500 habitantes distribuidos en unas 2,800 viviendas, informó.

Del total anterior, la experta precisó que alrededor de mil moradas se localizan en zonas de riesgo, como en puntos cercanos a quebradas, vertientes y laderas inclinadas. Aunque el número resulta alto, tampoco sorprende si se parte que en la capital unos 300 mil capitalinos viven en puntos de riesgo y se han identificado unas 1,500 fallas, según estudios oficiales. Ante la elevada cifra de personas, se prosiguió con una priorización de casos, por medio de estudios físicos a las viviendas y socioeconómicos a las familias. “Se intenta ayudar a las que estén en mayor riesgo y por eso se elige a quienes ganen menos de medio salario mínimo al mes y sus casas se vean en estado crítico”, ejemplificó. Con un perfil definido, se determina empezar un piloto del proyecto social con 35 familias con mayor carencia y peligro, a través un reclutamiento voluntario, aclaró.

Para ello y como contraparte, la municipalidad donó terrenos en la colonia Berlín, unos kilómetros arriba de la Ulloa, destino del traslado. En el sitio se construirán igual número de casas, con un diseño básico que incluye dos dormitorios, sala/comedor y sanitarios. El costo de la obra habitacional asciende a unos 3.8 millones de lempiras, precisó la representante de GOAL, sin contar la proyección de la comuna en urbanización. “Nuestro compromiso, además de los terrenos, es un proyecto de balastrado de calle y cunetas. Esperamos iniciar la otra semana”, confirmó el alcalde Nasry Asfura.

A la vez, la coordinadora amplió que “se van a lotificar los 35 lotes, se colocará electricidad y construirá un tanque de agua, todo para que sea una reubicación digna”. Luego del movimiento, las personas recibirán un acompañamiento social para aprender a convivir.

El éxito del proyecto depende de varios factores sociales y burocráticos, por lo que se medirá el alcance de este piloto, según explicación de la experta. Aunque una casa caída del cielo y sin costo alguno parece ser el sueño de cualquier matrimonio, en la práctica no es tan simple. Así lo demuestra este proceso, ya que a la fecha apenas 11 de las 35 familias necesarias para plan están dispuestas a reubicarse, reveló Núñez. “Como la gente no sabe el día exacto del desastre, generalmente ha estado confiada por años -explicó-, está confiada y se aferra al lugar”. El acceso cercano al anillo periférico es otro factor que juega en contra para los promotores del plan de traslado, ya que la nueva residencia será más lejana, argumentó. Asimismo, falta someter la propuesta al programa al Consejo Nacional de Vivienda (Convivienda), para obtener la aprobación, como órgano rector de estas causas. “Nosotros estamos listos, las 11 familias tienen el expediente completo y únicamente faltar someterlo a Convivienda y obtener los fondos”, explicó.

En caso de éxito, reveló la coordinadora de proyectos, hay posibilidades de ampliar las soluciones habitacionales a otras cien familias, por parte de la comuna. En otras colonias se contempla la mejora de unas 200 viviendas, lo que depende de los fondos de la municipalidad. “Si el proyecto es exitoso, estamos dispuesto a seguir apoyando, ya tenemos otro programa hecho, pero a nivel municipal”, aseguró el alcalde. El edil hizo referencia a la obra habitacional localizada en el kilómetro 8 de la salida a Olancho, con unas 120 moradas y desarrollada con apoyo de la organización Cepudo.

No obstante, la diferente entre Villa Cepudo y la colonia Berlín es que la primera es para damnificados, mientras que el segundo es preventivo. La representante de GOAL explicó que en la zona de la Ulloa aplicaron un método de gestión de riesgo utilizado en Manizales, Colombia. En ese sentido, la ciudad colombiana es un ejemplo de lecciones sobre la reubicación por vulnerabilidad urbana. La poca vigilancia a estos proyectos permitió que los beneficiados regresaran a sus antiguas moradas en riesgo y colocaron en alquiler las nuevas, según una reseña de la Universidad Nacional de Colombia. Para corregir lo anterior, en nuevos programas las autoridades condicionaron el otorgamiento de la vivienda a la entrega del antiguo lote, así como la demolición voluntaria de la casa.

Fuente: Eduardo Dominguez / El Heraldo (http://goo.gl/tYcNdo)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s