El cambio climático amenaza con la desaparición de países insulares

Tuvalu. (Foto: www.zmetravel.com)Si en 2015 los miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) suman 193, se estima que dentro de pocos años la cifra se reducirá por la desaparición física de varias Islas-Estados que, a diferencia de grandes potencias industrializadas, no producen contaminación ni afectan el clima. Esta situación abre el debate sobre los compromisos y responsabilidades de los grandes países que aportan la mayor parte de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) contribuyendo de esta manera al calentamiento global, frente a pequeños países que no contaminan pero que ya están sufriendo las consecuencias del cambio climático.

El motivo de esa aseveración es que debido al cambio climático, varios archipiélagos quedarán inundados por las aguas como son los casos de Vanuatu, Tuvalu, Marshall, Gilbert y Kiribati en el Océano Pacífico y de las Maldivas en el Océano Índico. El primer ministro tuvaluano, Enele Spoaga, llegó a Bruselas con la esperanza de obtener apoyo de los líderes europeos ante la próxima Cumbre contra el Cambio Climático (COP21) que se celebrará en París a finales de año, informa el diario ‘The Independent’.

Tuvalu es una pequeña nación ubicada en la Polinesia, cuenta con 26 kilómetros cuadrados de superficie y unos 10.000 habitantes. Además, se encuentra apenas a 2 metros sobre el nivel del mar y está bajo amenaza directa de quedar bajo el agua por el aumento del nivel del mar debido al calentamiento global.

Se espera que de la cumbre de París salga un compromiso vinculante que reduzca a partir del 2020 la emisión de gases que provocan el efecto invernadero, sobre todo los que provienen de las grandes potencias.

“Nos dicen que incluso un calentamiento global de dos grados centígrados es demasiado peligroso, porque significaría que Tuvalu desaparecería bajo el agua. Sí, podemos evacuar a los habitantes de Tuvalu a otros territorios, pero eso no va a detener el cambio climático”, dijo Spoaga.

La elevación de la temperatura media del planeta causa un aceleramiento del deshielo de los casquetes polares y el consiguiente aumento de la cantidad de agua en el mar. De ahí que el Gobierno de Tuvalu necesite lograr un acuerdo en la cumbre de París.

“Tenemos que salvar a Tuvalu para salvar el mundo (…) Tenemos que trabajar juntos para salvar a la especie humana, el calentamiento global significa la desaparición de mi país”, agregó el primer ministro tuvaluano e instó a Europa a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

-Tuvalu: Es el segundo país con altitud máxima más baja después de las Maldivas y una de las naciones que menos contaminación genera.

-Kiribati: Situado en el océano Pacífico, es uno de los primeros países que pueden desaparecer debido a la subida de las aguas. La mayor parte del archipiélago se eleva tan solo dos o tres metros sobre el nivel del mar, y el agua alrededor de los 32 atolones de Kiribati está subiendo 1,2 centímetros por año, unas cuatro veces más rápido que el promedio mundial.

Algunos expertos opinan que para el año 2100 el país habrá desaparecido bajo las aguas. Y es un pronóstico optimista: algunos residentes creen incluso que el mar ‘se tragará’ sus hogares dentro de 20 o 30 años. Ante esta amenaza, el Gobierno ya ha comprado 6.000 hectáreas de tierras en Fiyi, a 2.200 kilómetros al sur de Kiribati.

-Maldivas: La pequeña nación isleña es el país que se encuentra a menor altitud del mundo: 1,5 metros de promedio y una altura máxima de 2,3 metros. Las perspectivas más pesimistas de la elevación del nivel del mar indican que unos 317.000 isleños tendrán que abandonar para siempre su hogar antes del fin de este siglo.

Ante esta amenaza, el entonces presidente del país insular, Mohamen Nasheed, propuso ahorrar 2 millones de dólares procedentes del turismo cada año para poder comprar un nuevo hogar a sus ciudadanos en caso de una eventual evacuación. Así, nació la idea de la construcción de islas artificiales.

-Vanuatu: Por si pareciera poca la amenaza constante de la desaparición bajo el agua, los pequeños países insulares sufren frecuentes desastres naturales. Marzo fue uno de los más catastróficos en la historia de Vanuatu, tras sufrir el azote del ciclón Pam.

El fenómeno, catalogado como “uno de los peores en la historia del Pacífico”, arrasó Vanuatu, causando numerosas víctimas y dañando por lo menos un 90% de los edificios de Port Vila, capital del país. El ciclón, con vientos de categoría 5 (hasta 270 kilómetros por hora), causó 24 muertos y dejó sin hogar a 3.300 personas.

En cuanto a las pequeñas islas del Caribe, las primeras afectaciones por la subida del mar, serán las infraestructuras turísticas, todas cercanas a las costas, que ya corren peligro de desaparecer. La salinización de sus fuentes potables se incrementa junto a la disminución de las áreas de cultivo.

Por esas dramáticas situaciones y muchas otras ocurridas en los diferentes continentes como violentos terremotos, voraces incendios o el azote de potentes huracanes se hace cada día más necesario que las naciones desarrolladas reduzcan en el menor tiempo posible las emisiones de gases de efecto invernadero que están provocando los grandes cambios climáticos.

Fuente: Actualidad RT – Peru.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s